Amar es para siempre

Mónica anima a su padre, sin pretenderlo, a que pase el día del aniversario de la muerte de Cova con Natalia


La relación entre Gabriel y Natalia avanza cada día, pero Gabriel nunca olvidará a su mujer. Dentro de unos días es el décimo aniversario de su muerte y Gabriel confiesa a su hija Mónica que echa mucho de menos a su madre. “Perdóname si alguna vez te he fallado, no ha sido fácil ser padre y madre a la vez”, se disculpa con ella. Ella está muy agradecida por todo lo que ha hecho por ella y le anima a que sea feliz con Natalia.