Amar es para siempre

  Mónica consiente en someterse a una sesión de hipnosis


 Benigna, preocupada por Lusita, pregunta a Amelia cuáles son sus intenciones.

Carolina aparca el dolor que le provoca su decepción hacia Álvaro hasta que saquen el último número del ‘Hasta Luego’. Los problemas en casa de los Asturianos harán que Silvia acabe durmiendo en el despacho de Quintero. Ignacio en crisis tras su dimisión encontrará una actividad a la que dedicarse: representante de María.

Mónica consiente en someterse a una sesión de hipnosis para descubrir el origen de sus pesadillas con una condición: que la acompañe Natalia.