Amar es para siempre

Natalia, desesperada, se confiesa a Carlos: «Me llamo Ana López»


Natalia ha llegado a una situación límite, tan extrema que incluso piensa en suicidarse. Y está a punto de hacerlo hasta que Carlos irrumpe en el despacho del hotel y consigue frenarla. Superada por las circunstancias, Natalia decide dar un paso adelante definitivo: le revela que es Ana López.

Fuente: antena3.com