Amar es para siempre

Natalia, entre el amor y el odio ante la confesión de Carlos


Natalia y Carlos se dejan llevar por sus sentimientos a solas en una habitación del hotel La Estrella. La emoción de Natalia sustituye a la rabia cuando lee en el periódico el siguiente titular: «La familia de La Vega asiste al funeral del obrero fallecido». Carlos, vulnerable, le confiesa a Natalia su culpabilidad: «Yo maté a Ángel López». Natalia se derrumba ante sus palabras.

Natalia y Carlos, un amor furtivo

Natalia besa a Carlos y… ¡Amelia besa a Luisita!

Haz clic aquí para ver más fotos

Fuente: antena3.com