Amar es para siempre

Nieves, entre llantos al confesar el robo a sus jefes


Miguel se ha dado cuenta de que faltan 1.500 pesetas en la revista y no ha dudado ni un segundo en culpar a John. Éste no puede creer que su hermano le crea capaz de hacer algo así y decide marcharse para siempre. Miguel se lo cuenta a Carolina y Álvaro y pide disculpas por su hermano, pero Nieves está escuchando todo y no puede permitir que culpen a un inocente: “Yo robé el dinero”. Los jefes se quedan sin palabras, pero entienden que tenía una razón de peso para hacerlo, por lo que no van a despedirla. ¿Qué problema tiene Nieves? ¿Seguirán contando con su ayuda en la revista?