Amar es para siempre

Nuria piensa que su padre está muerto por culpa de Félix


Argimiro, preocupado porque la desesperación de Nuria pueda llevarla a cometer alguna tontería, se presenta en su casa. Nuria maldice a su madre y abomina de su recuerdo por haber traicionado el amor del hombre más honesto que ha conocido, su padre.