Amar es para siempre

Pallarés, muy atento, consigue relajar a María


María, víctima de la presión por falta de tiempo para poder hacer su trabajo, sufre un ataque de ansiedad y Pallarés se muestra muy atento con ella. El fiscal le tranquiliza mediante un masaje y posteriormente María se desahoga con él.