Amar es para siempre

Pedro Casablanc: “Damián es un hombre hecho a sí mismo”


El actor Pedro Casablanc (Hospital Central, Isabel) apareció ayer por primera vez en ‘Amar es para siempre‘, donde dará vida a Damián Blasco a lo largo de la tercera temporada. Don Damián es el patriarca de la familia Blasco y lo único que de verdad le mantiene vivo e ilusionado es su hija Laura (Sara Rivero).

¿Cómo definirías a Damián?

Como un hombre hecho a sí mismo. Trabajador, buen padre de familia. Ambicioso en sus logros y en los de su empresa.

¿Qué es lo que más te gusta de él?

Su paciencia y sentido del humor ante las situaciones difíciles. También su admiración sin límites por su hija Laura (Sara Rivero).

¿Su amor de juventud le atormentará siempre?

Parece ser que sí, aunque en estos momentos su familia esté muy consolidada y él, como patriarca, haga todo lo posible por mantenerla unida.

¿Su hija Laura es su debilidad?

Es su heredera y la que va a desarrollar y modernizar el negocio. Damián confía en ella ciegamente, cada día le sorprende con nuevas propuestas en el trabajo.

¿Cómo es su relación con Juana (Ana Milán), su esposa?

No es una relación fácil. Aunque Damián espera que las cosas se vayan arreglando con el tiempo. O con el regreso de Laura de París. Pero Juana tiene muy claros sus objetivos y no permitirá ciertas cosas.

¿Con qué otros personajes de ‘Amar es para siempre’ tendrá tramas?

Con mi amigo y socio en la empresa, Aquilino, interpretado por Daniel Freire y con Ferrán Vilajosana, mi hijo. También nos cruzamos con los dueños del bar El Asturiano, Marcelino y Manolita.

¿Qué fue lo primero que pensaste al entrar en un plató tan mítico como es del ‘Amar es para siempre’?

Primero que era un afortunado porque los de Diagonal volvían a contar conmigo. También pensaba en la cantidad de compañeros de profesión que habían pasado por ese plató, y con un emotivo recuerdo para los que ya no están entre nosotros.

¿Te imaginabas que terminarías teniendo un papel en esta serie?

¿Por qué no? A priori rechazo muy pocas ofertas de trabajo y si son de calidad mejor.

Entre vosotros y ‘El secreto de Puente Viejo’ tenéis dominadas las tardes ¿qué te parece el éxito de ambas series?

Un logro de las productoras, un acierto de las cadenas y la oportunidad de dar trabajo a muchos compañeros, que dado el estado de la profesión en los días que corren es un alivio.

¿Qué es lo que más te gusta de ‘Amar es para siempre’?

El vértigo de tener que grabar tantas secuencias en una jornada. La velocidad con la que hay que resolver las situaciones, que es un reto actoral magnífico. Y como espectador, la cabecera y la preciosa canción que interpreta mi amiga Diana Navarro.