Amar es para siempre

Pelayo a Benigna: “Benito está esperando tu llamada”


Pelayo confiesa ante Benigna que su marido está esperando a que le llame porque piensa que es ella la que no quiere saber nada de él. Esta buena noticia devuelve toda la esperanza perdida a Benigna que ya pensaba que su matrimonio había tocado fondo. Pero lejos de llamarlo, Benigna va a ir directa a Huelva para arreglar las cosas cara a cara.