Amar es para siempre

Pelayo acude a Bonilla para declarar que Diego no es un espía


Este Martes en ‘Amar es para siempre‘: Elena y Filo, están muy preocupadas por la detención de Diego y por no poder localizar a su abogado. Leonor se encuentra a Pilar coqueteando en el Ateneo con hombres mucho más mayores que ella.

Augusto está satisfecho con la detención de Diego pero frustrado porque, a pesar de la tunda que le han dado, ha negado ser un espía. Lachambre le insta a concentrarse en el rescate del General de la OAS, Sarrien.

Valeria se concentra totalmente en su negocio, evitando saber nada más de Diego, y decidida a aclarar, directamente con la productora, las cláusulas abusivas.

Pelayo no da su brazo a torcer respecto a la jubilación, ni con la mediación de Leonor ni cuando sus padres le piden perdón. Leonor cree ver alguna razón “oscura” detrás de la jubilación y no solo la de montar un club filatélico como alega. Pelayo acude a Bonilla para declarar que Diego no era un espía ni Luis tampoco. Él tuvo mucho que ver con lo de Rumania.

También, Elena y Filo, están muy preocupadas por la detención de Diego y por no poder localizar a su abogado. Tratan de encontrar algo que les dé luz, cuando aparece Bonilla y sentencia que a Diego le tendieron una trampa.

Pilar acude a la Academia y se muestra animosa ante Aniceto y Maite, pero ésta no acaba de creérselo. Leonor se la encuentra coqueteando en el Ateneo con hombres mucho más mayores que ella.

Marina ha recibido un regalo de Recaredo, un “bustier” con portaligas que, al verlo, Pruden decide santiguarse.

Avance en Video