Amar es para siempre

Pelayo, desesperanzado, se sincera con Marcelino


Pelayo, más negativo que nunca, asegura no poder ayudar a la Democracia de este país. Marcelino trata de hacerle ver que no está todo perdido y que debe luchar contra las injusticias del país a través de su escritura.

Fuente: antena3.com