Amar es para siempre

Pelayo y Fuen sospechan que Gonzalo está siendo infiel


Este lunes en Amar es para siempre… La policía se lleva a Ricardo detenido por la muerte de Yuste. Mientras los habitantes de la Plaza de los Frutos especulan sobre lo ocurrido, Jaime visita a su amigo para infundirle ánimo, convencido de su pronta liberación.

Benigna se sorprende cuando Pelayo la informa de que el ex convicto estuvo condenado por asesinato. La tristeza de María, convencida de romper la sociedad con Rafael, no pasa desapercibida a Pallarés, cada vez más atraído por ella.

Rosalía tiene que justificar ante sus hijos las camas separadas en el dormitorio matrimonial. Nuria capta la extraña frialdad de Rosalía hacia ella. Los padres de Gonzalo llegan a Madrid, deseosos de pasar tiempo con María.

Las largas que le da Gonzalo a Marcelino para organizar algo entre los Gómez y los Inchausti son interpretadas por Pelayo y Fuen como un nuevo indicio de la supuesta infidelidad de Gonzalo. Otra conversación malentendida entre María y Alba alimenta las sospechas de Fuen y Pelayo.

Marta recuerda con Benoit su pasado como aguerrida empresaria y le presenta a Alonso, que se tensa al escuchar un nombre que menciona el francés.

Tras tantear a Quintero sobre la posibilidad de modificar su testamento, Félix decide participar en las inversiones que le ofreció Alonso, cuando éste las daba por perdidas. Quintero recibe contrariado la noticia de que Haussman no renovará el contrato con el despacho.

  

Haz clic aquí para ver más fotos