Amar es para siempre

Ricardo Blanco, secuestrado y torturado por Ortega a espaldas de Durán


Durán desconfía de Ortega y su interrogatorio porque él “siempre va un paso por delante”. Diego no va mal encaminado porque Ortega ha secuestrado a Ricardo y le está torturando para que le confiese el paradero de los documentos que desvelarán toda la verdad sobre el padre de Durán.