Desde que Elías es el nuevo socio de la humilde y decente pensión de Benigna, algo ha cambiado.