Amar es para siempre

Teresa se ofrece para cantar las cuarenta a Consuelo Miranda


Consuelo se niega a concertar una cita con Benigna y Manolita. Las grandes amigas continúan indignadas con los consejos que da y por ello recurren a Teresa, una mujer de prestigio, para que se enfrente a ella. “Por vosotras y por todas las mujeres, le voy a soltar por esta boquita lo que no esta en los escritos”, declara Teresa.