Amar es para siempre

Tregua entre Benigna y Violeta


Benigna y Violeta han conseguido entenderse hasta tal punto que la patrona del hostal ha dejado que Violeta organice una sesión de yoga para todo el mundo. Al final ha terminado gustando a todos, incluida Manolita, quien se mostraba muy negativa a la idea.