Amar es para siempre

 Tuñón hace llegar a Durán las pruebas para hundir el semanario


Este viernes en Amar es para siempreTuñón de Guevara hace llegar a Durán las pruebas que necesita para hundir el semanario y, por tanto, a Ortega, que publicarán en un número especial de Avance Semanal. Pelayo sigue poniendo a los Gómez en mil y un compromisos de los que salen a duras penas. Rosalía se niega a regresar a Santander y decir adiós a Marta.

Avance: El nombramiento de Ortega pilla por sorpresa a toda la plantilla

Marcelino descubre que Carvajal abusa de ciertas pastillas y le advierte sobre ellas. Matilde le cuenta a Azevedo su intención de trabajar sola en el libro de Buñuel por entregas. Llanos está que trina; la han despedido de la conservera por una indisposición. Pero eso que ella cree que es un simple malestar, tiene nombre: embarazo. Arturo y Luisita se acercan tanto que acaban besándose.