Amar es para siempre

Tuñón se despide de Ortega: “Nos vemos en el infierno”


Tuñón recibió en la cárcel una caja con un traje oficial y una nota. Tras este paquete, Tuñón le pide a Isabel que Ortega le visite a la cárcel. Cara a cara con Ortega, Tuñón habla con frialdad e ironía a Ernesto y se despide de él apuntándose con una pistola en la sien.